APARIENCIAS… Y AMBICIONES.

A finales del curso pasado (2015/2016) les prometí a mis alumnos de 2º ESO que subiría al blog unas fotografías de una pequeña práctica que hicimos en clase… Y es hoy, terminando el mes de octubre, cuando cumplo esa promesa.

La práctica les resultó bastante divertida. Nuestra materia permite hacer clases diferentes, donde los conocimientos teóricos se apliquen a sencillos casos prácticos. El que nos ocupa se refiere al tema de las estructuras. Y en este aspecto los chicos se mostraban algo incrédulos.

Ya les habíamos dicho que tendrían que construir una estructura que soportara un mínimos de 5 Kg y, si fuera posible, a ellos mismo en pie… UTILIZANDO SOLO PAPEL Y CARTÓN!!! “Eso es imposible!!!”- se apresuraron a decir muchos de ellos.

Antes de comenzar con ese proyecto, decidí realizar una sencilla práctica en el taller (recordando una actividad que había realizado en un curso de formación sobre aprendizaje cooperativo). Trabajamos en grupos de 4 alumnos y a cada grupo se le proporcionó el siguiente material:  18 espaguetis finos, un rollo de cinta de carrocero y una nube de gominola. Muchos me pidieron más espaguetis, y no tuve problema en dárselos… Eran bastante finos y les pregunté porqué habría elegido esos precisamente, enseguida respondieron unos cuantos que,a pesar de ser menos rígidos, tendría más flexibilidad, lo cual podría ser interesante, según que cosas.

¡Claro que sí! Esto nos dio paso a hablar de la rigidez y la flexibilidad y llegamos a comentar la importancia de ser un alumno flexible, un profesor flexible, una persona flexible…

Todos estaban expectantes… ¿Para qué son estos espaguetis? ¿Se puede comer la nube? ¿Y los espaguetis?

¡Pues no! Son para realizar una estructura, que se mantenga en pie y sea lo más alta posible. ¡Ah, y en la parte superior hay que colocar la nube!

“Va a ser que los espaguetis no aguantarán”- dijeron los más escépticos. A veces las apariencias engañan, aquello que nos parece a simple vista más débil resulta que tiene una gran fortaleza interior. Todo depende de la situación a la que tenga que enfrentarse. Y, en el caso de los espaguetis, depende de la forma o distribución en la que se vayan colocando.

2

 

Ahora el problema era la ambición… Todos querían conseguir la torre más alta y, por este motivo, se vinieron abajo unas cuantas.

Al final conseguimos más de 60 cm de altura… ¡No estuvo nada mal! ¡Muchas gracias chicos!

8

9

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s